Un MVP contiene sólo la funcionalidad mínima requerida para aprender de los “early adopters”. Típicamente, el producto está enfocado en este tipo de clientes, los cuales en principio son más tolerantes, están más dispuestos a proporcionar retroalimentación y poseen mayor capacidad para entender la visión del producto con sólo un prototipo o información básica del producto, además de ayudar a llenar los ‘huecos’ en la funcionalidad deseada.

 
 

Proyectos que usaron βeta: